6 julio, 2022
Espectáculos

César Lazcano, el malo malísimo de “¿Quién mató a Sara?”

@AnaliaCab

Inescrupuloso, soberbio, autoritario, traicionero, clasista. Apenas algunos adjetivos de los muchos que se nos ocurren al ver a César Lazcano, el hombre a odiar en ese éxito de las últimas semanas que es “¿Quién mató a Sara?” de Netflix. La serie mexicana explota y aggiorna las bases del viejo culebrón transformando la historia en un thriller intenso que engaña al televidente a cada paso. Cada vez que creemos que sabemos algo, la realidad es otra.

Lazcano es el patriarca de una familia muy reputada y millonaria de México. Su clan -él sobre todo- controla múltiples negocios y disfruta de conexiones con la política y el poder judicial, algo que le permite básicamente hacer lo que quiera. Su esposa e hijos son víctimas de su personalidad intransigente y machista. Sólo se hace lo que él quiere.

Alex Guzmán (Manolo Caro), personaje principal de la serie, sale de la cárcel tras 18 años perdidos allí injustamente. Su hermana Sara fue asesinada por medio de un elaborado “accidente”, y si bien todo apuntaba a su novio Rodolfo Lazcano, su padre César convenció al asustado joven a declararse culpable con la promesa de que pronto saldría de prisión y él se encargaría de su madre enferma. Nada de esto sucedió, claro, y ahora un enfurecido Alex busca venganza de toda la familia ricachona que lo usó para esconder la mugre debajo de la alfombra.

Don César es un español tozudo que llegó hace años a México y fundó un imperio comercial. Su mayor orgullo es un lujoso casino en la ciudad de México, que en realidad actúa de cortina de humo para otros negocios, ilegales, como la prostitución y trata de personas que están secuestradas y forzadas a llevar esa vida.

Bajo una fachada social de hombre respetable, no sólo comete infinidad de delitos sino que además avala y permite que sus colaboradores hagan atrocidades. Engaña a su esposa, aniquila la autoestima de sus hijos, y trata a todas las mujeres como mercancía sexual. Una joyita.

Fuera del set, es pura simpatía.

García Millán nació hace 56 años en Puerto Lumbreras, una localidad de la región de Murcia, España. Antes de estudiar y abocarse a su vocación de actor, fue arquero en las inferiores del club Real Murcia. En la Argentina lo conocimos por sus roles en series como “Velvet”. “Es un personaje deleznable, lo tiene todo, homófobo, cruel, arrogante, es un tipo despreciable. Pero es un personaje que está bien escrito. Cuando estás haciéndolo no hay que juzgarlo, hay que disfrutarlo”, opinó sobre su rol. 

“Si piensas que no puede ser más cruel, puede ser más cruel. Y sorpresas, habrá muchas. Pero como todo villano interesante siempre tendrá seguramente un punto débil que por algún lado lo haga más humano”, contó a EFE durante una entrevista en Madrid sobre la segunda temporada que veremos a partir del 19 de mayo.

¡Mirá el trailer!

[embedded content]

Por A.C. 

Related posts

Ángel de Brito lapidó a Horacio Cabak: “El que decidió hacer show fue él”

Buenos Aires Web

Carmen Barbieri escuchó el audio de Fede Bal a El Polaco y no pudo creerlo: “¡Salió al padre!”

Buenos Aires Web

Barby Franco y Fernando Burlando: separación confirmada

Buenos Aires Web